Autores

Comparte
En un estudio comparativo de países suramericanos, con características similares, se analizaron las tendencias de desarrollo en cada uno de ellos. En esa línea, se aplicó el modelo de la quíntuple hélice de la innovación (QHIM) cuyos factores giran en torno a los sistemas político, educativo, económico, entorno natural, y cimentado en los medios y la cultura. Una de las fallas detectadas en los países periféricos es la baja capacidad de articulación entre los actores sociales, lo que dificulta el desarrollo de iniciativas innovadoras para progresar. Otro de los hallazgos identificados, es que Venezuela presenta una trayectoria negativa en cada una de las hélices durante el período estudiado, mientras que los otros cuatro países exhiben comportamientos de crecimiento moderados, pero a diferentes ritmos.

América Latina presenta diferencias significativas en términos de desarrollo; sin embargo, los indicadores muestran que es una región periférica. Brasil, Chile y México son los países que tienen mejores condiciones para dar el salto a la condición de países emergentes pero no cumplen con los requisitos mínimos. Incluso, Brasil hace una década era considerado como tal, pero la desaceleración de su economía, los problemas políticos y la corrupción no permitieron que la tendencia de crecimiento continuara. Otros países, como Venezuela, han retrocedido constantemente en todas las áreas, fundamentalmente, en los últimos 20 años bajo gobiernos de corte socialista. Por esta razón, el objetivo de este estudio es determinar qué países de la región están en busca de desarrollo sostenible, cuáles están aprovechando las ventanas de oportunidad para cerrar brechas utilizando el conocimiento y, finalmente, cuáles se mueven en sentido contrario.

“Una de las fallas detectadas en los países periféricos es la baja capacidad de articulación entre los actores sociales, lo que dificulta el desarrollo de iniciativas para avanzar”

Una de las fallas detectadas en los países periféricos es la baja capacidad de articulación entre los actores sociales, lo que dificulta el desarrollo de iniciativas para avanzar. Cuando la hélice política no funciona correctamente, el conjunto de interacciones dinámicas asociadas a las políticas públicas no permite que las demás hélices funcionen correctamente. Los países que progresan de manera sostenida lo hacen porque sus hélices están bien articuladas en función del desarrollo. Es decir, las medidas adoptadas por una sociedad están orientadas a la búsqueda del bienestar de las personas. En consecuencia, estaríamos identificando modelos exitosos bajo las actuales condiciones de cambio continuo. Pero para lograr esta articulación, el tejido socio-institucional debe construirse entre los actores, donde la toma de decisiones, la comunicación y el liderazgo positivo son parte del proceso.

“El tejido socio-institucional debe construirse entre los actores, donde la toma de decisiones, la comunicación y el liderazgo positivo son parte del proceso”

Finalmente, se analizaron las correlaciones entre las hélices de cada país y por esa vía se determinaron las trayectorias que permitieron establecer el nivel de desarrollo de cada uno. Esto significa que una sociedad funciona cuando sus actores (hélices) generan dinámicas orientadas al desarrollo sin permitir la hegemonía, vista desde el poder que podría provenir de alguna de ellas.


Se demostró científicamente que Venezuela presenta una trayectoria negativa en cada una de las hélices durante el período estudiado, mientras que los otros cuatro países exhiben comportamientos de crecimiento moderados pero a diferentes ritmos, lo que permite inferir una mejor articulación de sus hélices en términos de resolver o mejorar sus problemas y dirigir sus esfuerzos hacia el desarrollo sostenible.

“Esto significa que una sociedad funciona cuando sus actores (hélices) generan dinámicas orientadas al desarrollo”

Esta información se ha presentado en el paper “The Collapse of Venezuela vs. The Sustainable Development of Selected South American Countries”, elaborado por Iván de la Vega, José Manuel Puente y Magaly Sanchez. Si desea leer el paper completo, hacer clic. 

Si desea comunicarse con el profesor investigador de CENTRUM PUCP, Iván de la Vega, escribir a: idelavega@pucp.edu.pe

Developed by VIS